domingo, enero 28, 2007

QUEER OR NOT QUEER.

1 Fragmento de “DOMUS AUREA. Alcibiades o sobre el amor”
(texto en factura)

1:
Llega un momento en el transcurso de los días en que necesito preguntarme:
¿Que seria capaz de hacer para dejar de ser lo que creo que soy?
¿Cuales son mis límites?
¿Podría olvidar a mi padre con tal de tener una casa de verdad?
Nótese que digo “casa” y no “hogar”, pues sé que sin mis “padres reales” jamás podré tener un hogar.
¡Ja!... A veces no quisiera ser tan conciente de mis carencias o de mis inconsistencias como actor y personaje.
Sí, digo CASA (dibujo las letras en el aire), pues sé que puedo modificar lo material tanto como para llegar a alterar mi cuerpo con el fin de simular tener otro origen,..., pero en el fondo siempre seré el hijo de mi Padre.
Tengo PADRE.
Aunque si se pudiera modificar el ADN, lo haría sin pensarlo demasiado.
¿Pero que tanto cambiaria?
¿Seguiría teniendo los pensamientos que tengo?
¿Sentiría como siento ahora?
¿Tendría memoria de lo que he vivido?
¿Extrañaría el dolor, el dolor que siento ahora?
Realmente,..., ¿me gustaría ser otra persona?
¿Como tendría que ser el proceso para que fuera yo mismo quien me rediseñara?
No quisiera pasar por una mutación genética tan compleja, para que de nuevo alguien me terminara definiendo. No soportaría deformarme para que un otro me dijera.
...¿Cómo seria todo si la teoría de los MEMES fuera correcta?...
¿Y si pudiera equiparar mis cromosomas?
¿Cómo seria tener otro sexo?
¡Aja!
(fin del fragmento.........)

Después de un largo trayecto teórico, de especulaciones que van desde Wilde a Baudrillard, de Riefenstahl a De la Grace-Volcano, desde pequeños atrevimientos con Foucault y Kristeva, desde lo POST a lo TRANS y de haberlo mirado de soslayo, ha llegado a mi la TEORIA QUEER (en realidad asumí mi producción queer). Y ahora trabajo con más energía por un constructo teatral sostenido en la mutación transgenérica que logre instalar CONTRANATURA, MUTACIONES ESCENICAS Y TESTOSTERONA (3drama/queer).
MINIMALE es una ANOMALIA en la escena teatral Chilena.
MIRANDA.


2 comentarios:

maite dijo...

siga a delante con su proceso, darling, que espero verlo terminado y coronado con exitos!
tu sabes que soy tu fan.
y que tenemos una conversacion pendiente, algo me dijo Rocío, yo feliz de sentarme en la misma mesa contigo.
pongamonos de acuerdo lo antes posible.

besos miles

Nicolás R. dijo...

Bueno Raúl, gracias por la invitación. Buscando mi rincón, como suele suceder, encontré un agujero en “laparencia”(suma estrategica de palabras) cibernética. Por aquí yace mi intención de preguntar. Enfócame un poco el asunto, que si hay una forma de alcanzar la neurona colectiva hacia la renovación de la conciencia ¿Cómo disolver lo “queer” en el cosmos teatral? ¿Como superar la vanguardia estereotipada del maricón tele-prostituido en una nueva estética emancipatoria?