viernes, enero 25, 2008

EL DIRECTOR

Vi una obra que me remeció. Pero no fue por su propuesta estética o discurso teórico, sino por la desproporción del ego escenificado. Vi un montaje que me hizo reflexionar sobre el rol y presencia del “Director” en una puesta, al interior de “su” puesta.

¿Hasta qué punto, el hecho de optar por la dirección de un texto dramático, o el espectacular resultante, puede evidenciar la necesidad de poder o estructura de quien dirige?
¿Es el director una suerte de entelequia que encarna la verdad absoluta del juicio a lo real?
¿Si bien nuestra existencia como entes sociales, se sustenta en la construcción y condicionamiento del ego, puede uno como creador, pasar por sobre las necesidades del otro? ¿Se puede convertir al otro en una extensión de uno mismo?

Estas son algunas de la infinidad de preguntas que a nivel ético me he planteado estos días. Y es así, porque al presenciar esta obra, no pude entrar en el juego propuesto, pues me encontré con un espejo gigantesco de mi propio ego….y me sentí fatal. Durante esas horas de teatro, no puede sino horrorizarme ante el espectáculo memetico de la entronización del DIRECTOR como AUTOR, como ese DIOS PADRE, en una estructura que la razón me enseño a despreciar, y que he sido incapaz de reconocer en mi.

Llevo varios años escuchando de una a otra de las múltiples trincheras que conformar el actual panorama del teatro chileno, acusaciones de actitudes o discursos Fascistas. Lo cierto es que nuestra sociedad es Fascista y en el teatro se manifiesta como en cualquier lugar,…, solo sabemos reconocernos y relacionarnos a través del poder, su ejercicio y su abuso.

Es por esto, que revisando mi actuar en el pasado como director de la MINIMALE y como diseñador de múltiples montajes, doy públicamente mis disculpas a todos aquellos que se han sentido pasados a llevar por “mi verdad”, por “mi necesidad de reconocimiento”, por “mi desbordado ego”… pues no era capaz de ver ese mecanismo...ay!...
Lo siento.
Raúl

El escribir esto es un acto egótico, pero me resulta mas egótico callar la pena que me causa el error.

13 comentarios:

Sólo Adán dijo...

Me doy cuenta que El teatro, es todo un mundo aparte... conocidos por pocos y desconocido por muchos (entre esos me incluyo), pero que no quita de ser interesante.

Slds.

teatromaterial dijo...

hola
acabo de publicar un comentario en el articulo de "Menu B", espero que lo veas y luego comentamos.

minimale dijo...

Si a alguien no le queda claro el concepto de FASCISMO (a la Chilena), que por favor vea SIN SANGRE o la recuerde. Ayer vi esta obra, y si extenderme demasiado ahora, pues la pienso comentar, me sorprendió una vez más el carácter instrumental del arte al servicio de la política tradicional. Pues presencie un cierre de la “Transición” dirigido al estamento ABC1, consecuente con la estrategia de los “acuerdos”, condescendiente con la dictadura y todo dicho sin decir las cosas por su nombre, es decir, con las verdades a medias de nuestra hipócrita sociedad.

Teatro Material dijo...

No hay problema...
tampoco vimos handicam
es que parece que fueron paralelas.
en fin...
pa los proximos trabajos
nos vemos.

muchos saludos

chao

sOhad dijo...

¿Te imaginas a todos pidiendo disculpas por sus egos?

minimale dijo...

Eso sería maravilloso, casi el paraíso terrenal...pero como es imposible parece el argumento de una obra de la Malucha Pinto o una pesadilla de Osho.
Cada uno se hace cargo de sus errores y aciertos en la medida de sus posibilidades, aunque esto en si ya es un error más. A veces a uno le llega una imagen o situación, como me paso en esta obra, que te hace ver la herida interna, y eso duele, pero se agradece pues puede que uno repare el daño o aprenda a no repetirlo.
El ego....en el Tarot se representa con un Ángel dominado a un León; en el Eneagrama son nueve egos disfuncionales que finalmente conforman el mundo y a nosotros.
El ego es una construcción difícil de ver.
Raúl
Uno de mis libros favoritos desde hace 20 años, es el Rubayyat.

sOhad dijo...

Gracias a ti, al final lo que uno espera de estos espacios (yo al menos) es encontrar cómplices.
Y del Ego, uff..creo que da para varias botellas de vino- yo como siempre solo abro interrogantes, nada muy definitivo.
Suerte!
Y Salud por Khayyam.ajjaja!

Aeon dijo...

algunas obras que son muy abstractas o complejas o extrañas... a veces me hacen sentir incomodo. Creo que es justamente por eso, porque hay cuestiones de la obra que no registro o que no cacho, y se me hacen lagunas y ¡uf! ... y entonces pierdo el hilo y se me enreda todo y quiero salir de la sala.

cuestión aparte es si estoy de acuerdo o si me gusta la obra.

yo feliz mientras logre entenderla o saber lo que quiere comunicar o etc...

minimale dijo...

Super este post. Gracias!!!
Insisto no he hecho una critica a ninguna obra con este comentario. Solo he manifestado un malestar personal.

victor dijo...

hola, interesante tus escritos,
la obra del gran ego a la que te refieres es Cristo?

minimale dijo...

Me han preguntado eso varias veces.
Y mi respuesta es la misma:
Importa?...creo la que observación con respecto a la posición del Director al interior de un montaje nacional, corresponde a las lógicas de producción del actual teatro Chileno, partiendo por los mismos directores, sus elencos, los medios de difusión y prensa, y la estructura de la instucionalidad cultural. La memoria la construye el poder hegemónico a su propia medida.
Solo a modo de ejemplo:
Quien reconoce la real importancia de Hebert Jonckers?
Detrás de cada montaje, detrás de cada nombre de un Director hay un grupo vital de gente que pasa al anonimato, cuyo trabajo no es reconocido por los otros. Esto lo sé por mi propia experiencia como diseñador.
Que importa si es Castro, Pérez, Griffero, Pavez o la Infante... lo que importa que es una figura de poder que debería cambiar.
No creo en la democracia, pero tampoco en la dictadura.

Aeon dijo...

super de acuerdo. en el caso del cine (veo mas cine que teatro) creo que eso es mucho mas evidente; noto que los autores tienen destrezas inigualables.

minimale dijo...

...el Ego...el estreno Ego....al cabo de un año de publicar el comentario sobre EL DIRECTOR, aun hay replicas, pues un Director Teatral que se sintió aludido por mis palabras, me negó acceso al material de su montaje para ser analizado en el libro MUTACIONES ESCENICAS...El Ego siempre se queda con las primeras lecturas y es incapaz de profundizar en lo dicho, en lo hecho o en lo escrito. "El Director" es una mea culpa a mi practica escénica, practica enseñada por un sistema cada día mas perverso...tal vez por esto es que mi amor por el teatro es cada día mas pequeño.